Necesitamos muchos más años de estudios

Jesus_Galindo_UGR

Este geólogo de tierra, que se define casi como anfibio tras 12 campañas, ocho en el barco, en el Mar de Scotia, y cuatro en tierra, nos recomienda, bromeando, que cada una de las dos modalidades tiene sus ventajas y sus inconvenientes: “El barco tiene una mayor habitabilidad, pero en tierra tienes las ventaja de la independencia y además no se mueve cuando hay tormenta”. Jesús Galindo recuerda que en la campaña del 92-93 era el más joven y ahora está en el otro extremo de edad.

El objetivo principal del SCAR (el comité científico que asesora a firmantes del Tratado Antártico) es tratar de coordinar los esfuerzos de investigación. “Es difícil logísticamente y costoso investigar en la Antártida y por eso se identifican los temas que les interesan a los investigadores y a la sociedad, buscando las sinergias que se necesitan para la investigación”, nos explica Jesús Galindo que se presenta como el representante de Geociencias en España y chief-officer del grupo de Geociencias del SCAR. Las Geociencias no es sólo geología, sino geodesia, estudios de permafrost, geofísica….”. El SCAR es un organismo internacional donde están representadas las Ciencias de la Vida, las Ciencias Físicas y las Geociencias, que en este año celebra su sesenta aniversario. Una de sus misiones es asesorar y coordinar en temas de impacto ambiental, pues aunque pueda sonar extraño, la Antártida cada vez es un lugar más frecuentado con turismo y asentamientos científicos, en muchos casos gestionados por el ejército, “porque cada vez hay más visitas y hay que tratar de regularlas, darles pautas de conducta, con una mirada más de prevención pensando en el futuro”. Otro de los objetivos es la coordinación de las investigaciones internacionales; Jesús nos cuenta que Fernando (Bohoyo) ha coordinado proyectos en el SCAR en los que se han integrado datos de batimetría del Paso de Drake obtenidos por diferentes países.

 

“Cada vez hay más visitas y hay que tratar de regularlo, darles pautas de conducta, con una mirada más de prevención pensando en el futuro”

Desde luego que cambio climático siempre ha habido, pero como nos detalla Jesús “ya hay estudios sobre el cambio climático reciente y es importante saber la evolución de la climatología en el pasado para conocer cuando se produce de manera natural y cuando se genera de forma artificial. El análisis del balance de hielo en la Antártida es importante, ya que el deshielo tiene como consecuencia la elevación de la tierra al recuperar su posición inicial que afecta al nivel del mar. Se trata de saber la componente natural que seguirá produciéndose, frente a otra artificial, producto de la actividad humana, sobre todo para ver si se ha acelerado el cambio climático, aunque no siempre los resultados son tan claros como quisiéramos”. Tal y como nos lo describe el experto la Antártida no es ese paisaje estático y uniforme que tenemos en mente: “hay científicos que piensan que la Antártida es un desierto, pero recientemente con el calentamiento en el interior se acumula más hielo y nieve, que produce un cierto retroceso de algunos de los glaciares y sin embargo, la acumulación de hielo aumenta en otras zonas”.

En cuanto al balance de esta campaña Galindo nos comenta que son los compañeros encargados de la monitorización de los datos quienes pueden saber con más certeza los resultados, analizando a partir de los sedimentos del fondo marino registros de decenas de miles de años. Por eso insiste en que “necesitamos muchos más años de estudios para conocerla en detalle”, porque la Antártida es extensa y complicada. Los geólogos “somos más itinerantes que otros científicos, porque hacemos estudios geológicos en una zona hasta conocer con precisión todas sus características, y entonces la abandonamos”, nos dice muy gráficamente. Buscando un símil le sugerimos a nuestro interlocutor que entonces un geólogo es como un mal amante, a lo que duda si asentir y procede a darnos más detalles para que nos hagamos una idea más precisa: “para un geólogo clásico, una vez estudiada una zona es difícil volver a ella, porque nos vamos moviendo a otras vírgenes que nos brindan nuevas observaciones y conocimiento. No somos como los biólogos que se mantienen más estables en una determinada zona para monitorizar cambios”, pero las nuevas tecnologías han cambiado eso. “Con el tiempo, las nuevas técnicas de trabajo te hacen regresar a estructuras ya estudiadas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s