Como zona de estudio es un regalo

Dimitris_Evangelinos_CSIC REDEscuchando a Dimitris uno se da cuenta de que la dedicación de los científicos no tiene límites: “Empezamos a muestrear agua desde Ushuaia a la Antártida y lo haremos igualmente a la vuelta a Punta Arenas”. Lo que van analizando son parámetros como la fluorescencia, la salinidad, los animales que se encuentran en esas muestras que observan al detalle para caracterizar las masas de agua de la zona. “Cuando abramos los testigos vamos a ver si podemos correlacionar con la columna de agua. Cerca de las bases tomamos agua para hacer correlaciones”, nos comenta.

Dimitris Evangelinos que nos atiende en perfecto castellano aprendido en Granada durante los últimos tres años en que se ha dedicado a su doctorado, nos explica cómo si han observado variaciones “porque en el paso de Drake hay una corriente que corta la mitad del paso y percibimos mucha diferencia de las propiedades del agua en la zona de la Antártida frente a las que tiene en la de Sudamérica. De hecho, ya tenemos los primeros resultados”. Este integrante del Cold Water Team, autores de las entradas de este blog en cuatro idiomas, nos detalla que los valores que van anotando son los relativos a temperatura, salinidad o fluorescencia “para ver la productividad, los animales de estas aguas que nos dan idea de la vida en la Antártida”. Hasta ahora lo que han encontrado son datos hasta cierto punto esperables: “vamos muy bien en correlación con otros estudios. La salinidad, por ejemplo, cerca de las islas nos da resultados interesantes”. A lo que le pedimos que defina “interesante”: Es interesante, por la diferencia del hielo que observamos cuando se crea o las masas de agua moviéndose”, datos que según nos indica hacen que los científicos varíen su estrategia: “Ahora con lo que sabemos vamos a ir a esa zona de las islas por la que pasaremos tres veces en diferentes semanas y eso nos dará más referencias. Cerca de la Península hay diferencias en la temperatura y en la salinidad. Pensábamos que sería así, pero queremos contrastar más en otras masas de agua para ver cómo actúan”.

El de Creta cuenta que siente a españoles y griegos muy cercanos, muy afines y que la experiencia en el barco ha acentuado esa proximidad. Escenarios como los que han compartido sólo han evidenciado que, ante las moles de los icebergs, todos son uno en la admiración de ese paisaje que miran emocionados pensando seguramente en volver a sus mesas de trabajo para contribuir a que semejante visión no se destruya. “Nos gusta el mar tanto y el ambiente es tan espectacular que uno siente que como zona de estudio es un regalo. Es impresionante”. Una emoción que no ha perdido en su segunda estancia, pues ya estuvo con un equipo australiano en Tasmania, en el proyecto Tasman Drake y que le permitirá establecer comparaciones “con lo que pasa en el otro lado de la Antártida y esta masa de corriente circumpolar que está girando alrededor de la Antártida”, con un enfoque innovador en la profundidad de los datos aportados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s